El arquitecto hospitalario Lluís Tejero señala: “Los centros del futuro cada vez se parecerán más a los hoteles”.
Sin embargo, los centros privados deben potenciar la inversión en investigación, algo en lo que sí destacan las instalaciones públicas.

Destino de sol y playa, grandes capitales con multitud de actividades, ubicación ideal para compra y además, “un referente en el turismo médico“. Son palabras del arquitecto Lluís Tejero que ha trabajado durante más de una década en proyectos hospitalarios. “Con más inversión privada, España podría situarse a la altura de los Estados Unidos”, asegura.

Para alcanzar el escalafón, “los centros privados deberían aumentar la apuesta por la investigación y el desarrollo”. “El desembolso implicaría nuevos tratamientos que repercutirían positivamente en su cuenta de resultados, pues pacientes de todo el mundo vendrían a tratarse aquí, igual que hacen muchos enfermos españoles cuando van a EEUU”, sentencia.

Liderazgo público

En cambio, valora muy positivamente la aportación pública. “El parque público que lideran centros como el Hospital Clínic o la Vall d’Hebron(en Barcelona) es excelente, aparece cada mes en las mejores publicaciones especializadas”, sentencia Tejero.

Actualmente, el país es la séptima potencia mundial. “El objetivo es auparlo entre los cinco o tres mejores puestos”, explicaba en marzo a 02B Mónica Figuerola, directora del Clúster Español de Turismo de Salud. La meta es alcanzar los 200.000 viajeros para el año 2019, el doble de los actuales, y alcanzar una facturación de 1.000 millones de euros.

Los hospitales, como hoteles

El arquitecto dibuja como serán los hospitales el día de mañana. “Cada vez se parecerán más a los hoteles, más comodidades para los pacientes, que han dejado de ser sujetos pasivos para convertirse en un elemento activo más”, ilustra. Detrás de un buen diseño, hay mucho trabajo oculto. “Para pensar la altura de un televisor o la organización de una sala de estar hay una gran cantidad de personas detrás, pensando como hacer sentir comfortables a los usuarios”, descubre.

A la hora de adaptarse a los nuevos tiempos, los centros “deberán ser cada vez más flexibles”. “No puede ser que por cada nueva tecnología que aparezca haya que renovar espacios enteros; el coste es inasumible”, lamenta. “Con espacios diáfanos, sin necesidad de obras por cada avance y avanzando en la sostenibilidad energética, los hospitales españoles serán viables”, sentencia.

Enlace: http://www.02b.com/es/notices/2015/11/-espana-podria-ser-un-referente-en-turismo-medico-14956.php